Nuevas recetas

Fleur de Lys cierra después de 28 años de actividad

Fleur de Lys cierra después de 28 años de actividad

El restaurante de alta cocina de San Francisco cerró sus puertas para siempre

Fleur de Lys disfrutó del éxito durante 28 años.

El restaurante Fleur de Lys de San Francisco ha cerrado después de 28 años en el negocio. El restaurante de alta cocina tenía una sólida reputación y elevó al chef y socio Hubert Keller a la categoría de celebridad. El último día de actividad del restaurante fue el 28 de junio. Sitio web de Fleur de Lys, escribió el equipo del restaurante, "Ha sido una decisión muy difícil y emotiva y estamos muy tristes de decir adiós".

En 2012, Fleur de Lys hizo otro adiós doloroso cuando el gerente y socio de la sala Maurice Rouas desde hace mucho tiempo falleció. Rouas abrió el restaurante en 1970 y en 1986 contrató a Hubert Keller como socio. La muerte de Rouas podría haber sido un factor que contribuyó a la razón del cierre, que aún no se ha dado.

Fleur de Lys fue considerado uno de los primeros restaurantes dirigidos por chefs, y el chef Keller también fue uno de los primeros en ofrecer a los comensales una opción de menú de degustación totalmente vegetariana. El restaurante era famoso por su ambiente romántico y era uno de los favoritos para las propuestas; Una segunda ubicación se abrió en Las Vegas en 2004, pero cerró seis años después. Actualmente está abierto como una experiencia gastronómica más informal llamada Fleur.


No, no son las Kardashian

Hay herederas y luego están las herederas multimillonarias.

Estados Unidos puede tener miembros de la alta sociedad glamorosos y celebutantes de reality shows como Paris Hilton y Kim Kardashian, pero cuando se trata de gastos realmente conspicuos, es difícil superar a las hermanas Ecclestone de Gran Bretaña.

Especialmente cuando se trata de bienes raíces.

Las herederas de Ecclestone, Petra Stunt, de 24 años, y Tamara Ecclestone, de 28, han gastado más de $ 200 millones en casas, y remodelaciones de casas, en Londres y Los Ángeles. Y sus juergas de gastos parecen tener combustible para quemar.

Su padre, Bernie Ecclestone, el multimillonario propietario de carreras de Fórmula Uno de 82 años, reservó $ 4.5 mil millones en Bambino Holdings, un fondo fiduciario destinado principalmente a ser utilizado por su ex esposa, Slavica Rasic, y sus hijas para inversiones inmobiliarias. .

Pero, ¿son estas casas extravagantes y renovaciones lo que el Sr. Ecclestone tenía en mente?

La Sra. Stunt, la hermana menor, causó sensación en este lado del Atlántico hace dos años cuando compró "Manor" del difunto productor de televisión Aaron Spelling en Holmby Hills por 85 millones de dólares, que sigue siendo el precio más alto jamás pagado por una casa en Los Ángeles. Condado. Luego gastó cerca de $ 20 millones en la renovación de la casa de 57,000 pies cuadrados, un proyecto que involucró a unos 500 trabajadores que trabajaron las veinticuatro horas del día, según los corredores involucrados en la venta. ¿Cuál fue la prisa? Tenía solo tres meses para hacer el trabajo antes de su boda con el empresario británico James Stunt.

La Sra. Stunt también es propietaria de una casa adosada en el barrio londinense de Chelsea que compró en 2010 por unos 90 millones de dólares.

Imagen

Para no quedarse atrás, su hermana ordenó en 2011 la opulenta renovación de la casa londinense en los jardines del palacio de Kensington, la calle más cara del país, que había comprado por 70 millones de dólares. Los planes, cuyo precio The Daily Mail estimó en unos 27 millones de dólares, exigían una bolera, una peluquería y un spa para perros.

Últimamente, la Sra. Ecclestone ha estado alquilando una casa en Bel-Air (no lejos de la mansión de su hermana) por $ 150,000 al mes mientras busca casa en Los Ángeles. Su búsqueda la ha llevado a Fleur de Lys, una propiedad de $ 125 millones en Holmby Hills inspirada en un palacio francés. Más recientemente, visitó una casa cercana construida en el sitio de la antigua finca de Walt Disney, ahora propiedad de Gabriel Brener, el vástago de un industrial mexicano, que está pidiendo $ 85 millones por su casa de 35,000 pies cuadrados, que alguna vez fue el sitio de un Tren de un octavo de escala en el que Disney solía llevar a los vecinos.

¿Es este un caso de rivalidad entre hermanos? Los tabloides británicos y algunos corredores de Los Ángeles han especulado al respecto. Una mejor pregunta podría ser si la Sra. Ecclestone es una verdadera compradora o simplemente busca atención.

Los medios británicos generalmente han retratado a las hermanas como perros de la publicidad malcriados y han citado a su padre criticando la forma en que gastaban sus fondos fiduciarios. No estaba muy contento en 2011 cuando su hija mayor hizo un reality show británico de tres partes llamado "Billion $ Girl", que narraba su lujoso estilo de vida. Ese mismo año posó desnuda en su cama acariciando £ 1 millón en efectivo para el fotógrafo Tyler Shields. (Los esfuerzos para llegar a las hermanas Ecclestone a través de representantes comerciales no tuvieron éxito).

Quizás de forma un tanto fortuita, los reporteros de TMZ han podido entrevistar a la Sra. Ecclestone, ya que la han visto abandonando algunas propiedades majestuosas alrededor de Los Ángeles.

Un corredor familiarizado con su búsqueda dijo que Ecclestone pensaba que la casa de los Brener era demasiado pequeña. “A ella le gustaba el terreno, pero la casa no le parecía lo suficientemente grande”, dijo el corredor, que se negó a ser identificado, citando la confidencialidad del cliente.

También recorrió el recinto de 24.000 pies cuadrados que el presentador de "American Idol", Ryan Seacrest, le compró a la comediante Ellen DeGeneres el año pasado por 37 millones de dólares. "Era diferente", le dijo a TMZ.

Los corredores de Los Ángeles están ansiosos por que alguien (una heredera multimillonaria lo haría bien) para romper la barrera de los $ 100 millones en la venta de una casa. Dos casas en el área de la bahía de San Francisco se vendieron por $ 100 millones o más, la más reciente fue una casa en Silicon Valley que se vendió por $ 117,5 millones, según se informa a un multimillonario japonés.

Sin embargo, no es como si los propietarios de Los Ángeles no lo estuvieran intentando. Algunas de las mejores propiedades en el triángulo de Bel Air / Beverly Hills / Holmby Hills, donde se encuentran la mayoría de las casas más caras, se han enumerado por encima de los $ 100 millones, incluidas Fleur de Lys, Beverly House ($ 115 millones) y las ocho del financiero Gary Winnick. -acre spread en Bel-Air, que quiere vender por 225 millones de dólares, dijeron los corredores.

Otros en la búsqueda incluyen al desarrollador británico Nick Candy, un amigo cercano de los Stunts y desarrollador de One Hyde Park, la guarida de los multimillonarios en Londres. Ha estado buscando lo mejor de lo mejor en Los Ángeles, presumiblemente para tener una base más grande en la costa oeste para él y su esposa, Holly, una actriz australiana, que ya es dueña de un condominio en West Hollywood. "Nick probablemente ha visto más propiedades de lujo de las que verán muchos agentes de bienes raíces", dijo Jeffrey Hyland, copropietario de Hilton & amp Hyland, una corredora de Beverly Hills.

Pero a diferencia de la Sra. Ecclestone, al menos hasta ahora, el Sr. Candy ha hecho algunas ofertas. Representado por el Sr. Hyland y su socio Rick Hilton (el padre de Paris Hilton), el Sr. Candy tiene una oferta pendiente por una propiedad de dos acres por 40 millones de dólares que él y el propietario todavía tienen una diferencia de $ 5 millones, dijo Hyland.

Las ventas de lujo en Los Ángeles se han recuperado considerablemente desde 2011, cuando la Sra. Stunt negoció con Candy Spelling, la viuda de Spelling, para comprar la mansión de 14 habitaciones y 27 baños por un 43 por ciento por debajo del precio inicial de $ 150 millones. Los extranjeros, de Rusia, Asia y Europa, han estado inundando el área desde el año pasado, y los corredores predicen un verano para recordar en el mercado de lujo allí.

Cuando llegó a Los Ángeles con su prometido hace dos años, la Sra. Stunt tenía prisa por encontrar una mansión antes de sus inminentes nupcias. Miró media docena de casas, dijo David Kramer, un agente de Hilton & amp Hyland que la representó en la compra junto con Hilton. "No me dieron mucha orientación", dijo Kramer. Así que programó dos series de citas. En un conjunto había casas que estaban listas para mudarse, como la pareja había dicho que querían. La otra era una versión de fincas de gama alta que podría necesitar una actualización.

A la hora del almuerzo, el Sr. Stunt se le acercó y le dijo: "No lo vas a conseguir, queremos una casa mejor". Entonces, el Sr. Kramer se centró en propiedades de alta gama.

“Solo estaba adivinando”, dijo Kramer. "Fue dificil."

Finalmente, el diseñador de la Sra. Stunt, Gavin Brodin, ayudó a avivar el interés de los especialistas en la casa Spelling, diciéndoles que estaba convencido de que podría transformarla dentro de la fecha límite de tres meses. No fue poca cosa, considerando que la casa tenía 57,000 pies cuadrados de espacio interior, 17,000 pies cuadrados de sótano y 10,000 pies cuadrados de cuartos de servicio.

Ahora viene su hermana mayor, presumiblemente para apoderarse de su propia pieza de historia de Hollywood del tamaño de una mansión. Ella está buscando una casa contemporánea en un gran terreno, dijeron los corredores.

"Mucho espacio al aire libre", le dijo a un reportero de TMZ que le pidió su lista de deseos, mientras la llevaban en un convertible de una mansión. "Para que mis perros puedan jugar".


Suzanne Saperstein, expropietaria de Fleur de Lys, compra en Beverly Hills

La socialité Suzanne Saperstein compró una casa de estilo colonial español en Beverly Hills por $ 9.465 millones.

Suzanne Saperstein ha hecho otro revuelo en el Triángulo de platino, aunque más pequeño desde su última vuelta.

La socialité y ex propietaria de la mansión Westside conocida como Fleur de Lys compró una propiedad en Beverly Hills por $ 9.465 millones.

Con aproximadamente 7,500 pies cuadrados de interiores, el Colonial español de la década de 1920 es una fracción del tamaño de la casa de 50,000 pies cuadrados que Saperstein había construido a medida hace más de una década con su entonces esposo, David Saperstein.

Se divorciaron tres años después de que terminó el trabajo en Fleur de Lys, y ella lo puso a la venta en 2007 por $ 125 millones. Finalmente se vendió en 2014 en una de las ventas residenciales más caras jamás registradas en Southland.

Su nueva casa se encuentra detrás de las puertas en más de medio acre en Flats of Beverly Hills con una cancha de tenis iluminada, un patio de azulejos y una piscina y spa.

Se ingresa a través de una galería que fluye, el edificio de dos pisos presenta detalles como baldosas de Saltillo, pisos de madera de roble y techos de madera rústica con vigas a la vista. La escalera de azulejos decorativos se eleva y una barandilla de hierro forjado le da un aspecto vintage a la amplia escalera en la entrada.


Los restaurantes se unen para sobrevivir a la pandemia: "El nuevo mundo se trata de colaboración, no de competencia"

LAKEVIEW - La industria del servicio de alimentos ha sido devastada por el coronavirus, pero para el chef Allen Rochelle, la pandemia ha devuelto su negocio de catering a sus raíces de restaurantes.

Le Fleur de Lis, el restaurante criollo y cajún de Rochelle que cerró en Bridgeport en 2014, regresará para una experiencia gastronómica emergente del 27 al 30 de agosto en Lakeview. Es parte de una colaboración con Get in the Kitchen, la "escuela de fiestas para clases de cocina" en 3617 N. Broadway.

Rochelle acababa de comenzar a dirigir fiestas de cocina cajún en Get in the Kitchen cuando llegó la pandemia, dijo. Como la mayoría de los propietarios de negocios, no estaba seguro de si su empresa de catering, preparación de comidas y clases de cocina podría resistir los meses de cierre obligatorio.

"Es un mercado en constante cambio y las clases de cocina no son tan populares en este momento con la pandemia", dijo Rochelle. "Pensamos que cambiar de marcha para ofrecer una experiencia gastronómica emergente podría ser más popular y generar algunos ingresos para nuestros dos negocios".

Jason Bailin, propietario de Get in the Kitchen, dijo que si la ventana emergente es un éxito, espera asociarse con varios chefs para seguir ofreciéndola con regularidad. Dijo que es parte de un movimiento más amplio dentro de la industria de servicios de alimentos de empresas que ayudan a cada una a encontrar formas de generar ingresos durante la pandemia.

“El nuevo mundo se trata de colaboración, no de competencia”, dijo Bailin. "Todos estamos tratando de lanzar tantas cosas contra la pared como sea posible para ver qué se pega y dónde podemos girar para seguir prosperando".

Crédito: Jake Wittich / Block Club Chicago Jason Bailin, propietario de Get in the Kitchen, 3617 N. Broadway.

A principios de este año, Bailin contrató a un equipo de chefs locales que fueron despedidos de sus trabajos debido a la pandemia para ofrecer cenas en la acera y kits de cocina en casa.

Get in the Kitchen también ha reintroducido sus clases de cocina, que siguen estrictas pautas de distanciamiento social. El negocio ofrece clases semanales de cocina de pasta, tutoriales de golosinas para perros y cursos de mixología, así como eventos privados para personas que quieran cocinar con amigos y familiares.

La ventana emergente de BYOB para Le Fleur de Lis incluirá una selección de aperitivos criollos y cajún, platos para la cena y el brunch inspirados en recetas familiares que Rochelle aprendió al crecer en el suroeste de Louisiana.

Se recomienda hacer reservaciones y los boletos cuestan entre $ 30 y $ 40. Las personas también pueden solicitar pedidos para llevar o comprar alimentos en línea a través de Grubhub, dijo Rochelle.

"Este es el sueño de todo chef para volver a salir", dijo Rochelle. "Tengo esa picazón en la que extraño mis días de restaurante, así que esto me da un fin de semana en el que lo recuperaré".

Una asociación similar ha surgido en Eduardo's Enoteca en 1212 N. Dearborn St. en Gold Coast, donde la empresa matriz Bravo Restaurants se ha asociado con Gotham Bagels de Madison, Wisconsin, para comenzar a ofrecer sus característicos bagels al estilo de Nueva York.

El restaurante italiano todavía sirve su pizza y pasta todos los días, pero ha introducido los bagels de Gotham para el desayuno de miércoles a domingo, dijo Jordan Himmell, director de información de Bravo Restaurants.

Crédito: Jake Wittich / Block Club Chicago Jordan Himmel (derecha), director de información de Bravo Restaurants, se asoció con Gotham Bagels, con sede en Wisconsin, para comenzar a servir bagels al estilo de Nueva York en su restaurante italiano Eduardo's Enoteca, 1212 N. Dearborn St.

Himmel, un ex alumno de la Universidad de Wisconsin y fanático desde hace mucho tiempo de la tienda de bagels de la vieja escuela, dijo que la asociación resultó de los planes para abrir una tienda Gotham en Chicago que fueron detenidos por la pandemia de coronavirus.

"Nuestro negocio tuvo algunas semanas bastante oscuras después de que comenzó la pandemia, y [el propietario de Gotham Bagels] Joe Gaglio estaba pasando por lo mismo", dijo Himmel. "Así que comenzamos a compartir ideas sobre cómo podríamos poner esto en funcionamiento para los dos en este momento y decidimos implementarlo en la cocina de Eduardo".

Gaglio pasó los siguientes meses enseñándole a Himmel y su equipo cómo perfeccionar su receta de bagel antes de que comenzaran a ofrecerlos en Chicago.

"Ya teníamos la masa de hacer pizzas, así que todo lo que teníamos que hacer era aprender a hacer bagels", dijo Himmel. "Hay un poco de superposición en la cocina entre Gotham y Eduardo, pero tenemos un buen sistema y los clientes están encantados".

Himmel dijo que las ganancias de Bravo Restaurants se redujeron en un 90 por ciento al comienzo de la pandemia, pero la asociación ha permitido que ambas empresas recuperen parte de su negocio perdido.

"Ha sido maravilloso decir que estamos juntos en esto y ayudarnos a apoyarnos mutuamente para crecer y superar esto juntos", dijo Himmel.

Jake Wittich es un Informe para América miembro del cuerpo que cubre Lakeview, Lincoln Park y comunidades LGBTQ en toda la ciudad para Block Club Chicago.

Suscríbete a Block Club Chicago. Cada centavo hacemos informes de fondos de los vecindarios de Chicago.


Resumen de la receta

  • 6 tazas de harina para todo uso
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 2 tazas de manteca de cerdo
  • 1 ½ tazas de azúcar blanca
  • 2 cucharaditas de semillas de anís
  • 2 huevos
  • ¼ de taza de brandy
  • ¼ de taza de azúcar blanca
  • 1 cucharada de canela molida

Precaliente el horno a 350 grados F (175 grados C). Tamizar la harina, el polvo de hornear y la sal en un bol y reservar.

En un tazón grande, mezcle la manteca de cerdo y 1 1/2 tazas de azúcar hasta que quede suave. Mezclar la semilla de anís y batir hasta que quede esponjoso. Agrega los huevos uno a la vez. Agregue los ingredientes tamizados y el brandy, y revuelva hasta que estén bien mezclados.

En una superficie enharinada, extienda la masa hasta que tenga un grosor de 1/2 o 1/4 de pulgada y córtela en las formas deseadas con un cortador de galletas. Lo tradicional es la flor de lis. Coloque las galletas en bandejas para hornear. Mezcle 1/4 de taza de azúcar y espolvoree canela sobre la parte superior de las galletas.

Hornee durante 10 minutos en el horno precalentado, o hasta que la base esté ligeramente dorada.


Método del mezclador

Para este método, la mantequilla debe estar suave, alrededor de 72 ° F. No debería ser muy suave. Además, la cáscara de naranja debe cortarse más pequeña.

Colocar el prefremento en el bol de una batidora equipada con gancho para masa. Agregue la sal, la ralladura de naranja, los huevos, el aceite y el agua. Mezclar a fuego lento hasta que todo esté incorporado.

Combine la harina, el azúcar y la levadura. Agregue a los ingredientes líquidos y mezcle a fuego lento hasta que se forme una masa suave y tersa, aproximadamente de 3 a 4 minutos.

En este punto, agregue la mantequilla, aproximadamente 1 cucharada a la vez a la batidora mientras está funcionando. No agregue más mantequilla hasta que se incorpore la mantequilla anterior. Continúe agregando mantequilla de esta manera hasta que esté todo adentro. Agregue la semilla de anís y la cáscara de naranja confitada. Mezclar para distribuirlos uniformemente por toda la masa.

Deje que la masa suba de 2 a 3 horas hasta que esté ligera e hinchada. Desinfle la masa, cúbrala y refrigérela durante la noche donde pueda o no volver a subir. No importa.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

La obesidad del NHS aumenta un 500% en una década

El número de operaciones de obesidad del NHS se ha multiplicado por seis en diez años, según revelan las cifras.

Y las mujeres tienen tres veces más operaciones que los hombres, aunque no tienen más probabilidades de ser obesas.

Hubo 6.438 operaciones de bypass gástrico y banda gástrica realizadas en el NHS en 2015/16.

Eso fue superior a 1.038 en 2005/06, un aumento del 520 por ciento.

Unas 5.020 se llevaron a cabo en mujeres el año pasado en comparación con solo 1.418 en hombres, pero las tasas de obesidad para ambos sexos son de aproximadamente el 27 por ciento.

La disponibilidad de procedimientos "bariátricos" en el NHS es controvertida, particularmente en un momento en que los medicamentos contra el cáncer y los reemplazos de cadera y rodilla están racionados.

Un bypass gástrico le cuesta al NHS hasta £ 15,000, mientras que una banda gástrica cuesta alrededor de £ 10,000.

Las cifras oficiales muestran que el número de operaciones ha caído en los últimos años debido a que los fideicomisos de salud recortaron presupuestos.

La abdominoplastia clásica y estándar implica un corte horizontal realizado en el estómago del paciente antes de eliminar el exceso de grasa. Pero un tipo de flor de lis, que cuesta entre £ 8,000 y £ 10,000, es más complejo y requiere dos incisiones, una vertical y otra horizontal.

El cirujano plástico Gary Ross, que dirige una clínica en Manchester, dijo que realizaba en promedio una flor de lis al mes en 2012 cuando era un "procedimiento de nicho" y dice que ahora realiza "al menos" dos al mes. Este año, está en camino de actuar alrededor de los 30.

Dijo que el aumento en el bypass gástrico y la cirugía con banda podría estar detrás de la tendencia de las abdominoplastias extremas.

«Es muy probable que el aumento de los procedimientos bariátricos que se llevan a cabo esté relacionado con el aumento de este tipo de abdominoplastia extrema.

“Nunca desearía disuadir a las personas de someterse a procedimientos como bandas gástricas, porque los efectos sobre la salud del paciente pueden cambiar la vida de verdad.

Pero los pacientes también deben ser conscientes de los efectos de la pérdida extrema de peso en sus cuerpos, además de una mejora general en los niveles de salud.

"El problema de la piel flácida surge durante la pérdida rápida de peso, y puede ser exactamente el mismo para alguien que lo ha perdido de forma natural a través de la dieta y el ejercicio, o para un paciente al que se le colocó una banda gástrica".

La ex estrella de Emmerdale revela su impresionante pérdida de peso de 12 piedras

'Odiaba la forma en que me veía'

Una de las clientas de Ross que ha tenido la misma abdominoplastia que Lisa Riley es Claire M, una mujer de 55 años de Cheadle, Greater Manchester.

Se sometió al procedimiento en julio de este año después de perder una asombrosa cantidad de 9.5 cálculos en el espacio de 20 meses.

La madre de dos hijos adultos le da crédito a la hipnoterapia por ayudarla a cambiar el peso.

La paciente, conocida como Claire M, se sometió a un procedimiento de flor de lis después de perder 9.5 cálculos

Y aunque Claire, una trabajadora de la escuela primaria, estaba inicialmente encantada con su nuevo cuerpo, estaba horrorizada por el exceso de piel que le quedaba.

Ella dijo: 'Todo el mundo te anima a perder peso, pero nadie te prepara para lo que le sucede a tu cuerpo cuando pierdes cantidades tan grandes.

'Después de mi pérdida de peso, terminé con grandes rollos de piel sobrante alrededor de mi barriga y bolsas grandes y sueltas debajo de mis brazos.

`` Estaba feliz de tener ahora un peso saludable, pero odiaba mi apariencia.

'A primera vista, con ropa, te ves muy bien. Pero debajo de tu vestido, te ves horrible.

Claire describió la operación como una 'experiencia que cambia la vida'

Y la gente no está preparada para eso cuando te ve nadar, puedes sentir sus ojos sobre ti.

"En los tiempos más oscuros estás pensando," sería mejor si simplemente volviera a acumular kilos y volviera a mirar como lo hice, ¿tiene que ser mejor que esto? "

Ella dice que también se sorprendió al descubrir que el NHS se negó a financiar su operación.

"No es su culpa, y no pueden pagar por todo, pero definitivamente me sentí muy frustrado". Al final supe que tenía que pagar en privado para conseguir el cuerpo que quería '.

El costo de la operación - £ 10,000 - fue una gran suma de dinero para ella y su esposo, pero ahora dice: 'Ha marcado una gran diferencia en mi autoestima.

Y, en términos prácticos, mi vida también es infinitamente mejor, ya que no tengo que preocuparme por qué ponerme o lo incómodo e incómodo que me voy a sentir.

"Definitivamente ha sido una experiencia que cambió la vida".

TIPOS DE TUMMY TUCKS

La abdominoplastia es la eliminación del exceso de piel y grasa del abdomen (vientre) y la tensión de los músculos abdominales. Hay 3 tipos principales:

2) Una abdominoplastia 'regular'

3) Una abdominoplastia de 'flor de lis'

La abdominoplastia con flor de lis se utiliza cuando los pacientes han perdido una cantidad extrema de peso y tienen casos graves de exceso de piel y grasa.

Además de tener una cicatriz horizontal que obtendría con una abdominoplastia regular, esto también conduce a una cicatriz vertical.

Se llama flor de lis porque el patrón de escisión se asemeja a la flor de lirio estilizada que se encuentra en la heráldica.

Las cifras oficiales de la Asociación Británica de Cirujanos Plásticos Estéticos (BAAPS) muestran que todos los procedimientos de abdominoplastia se redujeron en un 7,5 por ciento, de 2.989 en 2012 a 2763 en 2016.

Sin embargo, sorprendentemente, hubo un gran aumento del 47 por ciento del número de hombres que se sometieron a una abdominoplastia el año pasado.

Sin embargo, los informes del Sr. Ross sugieren que la flor de lis va en aumento. Pero los datos de BAAPS no se desglosan por tipo de abdominoplastia, por lo que no es posible determinar el número total de operaciones de flor de lis realizadas a nivel nacional.

La piel 'pierde su elasticidad'

Ross explicó que el aumento y la pérdida de peso extremos pueden hacer que la piel pierda su elasticidad.

'Debajo de la piel hay dos capas: "adiposo" o grasa, seguida de tejido muscular debajo.

'Cuando aumenta de peso, la superficie de la piel tiene que aumentar para adaptarse al nuevo tejido graso.

“Cuando pierdes ese peso, tus células grasas se encogen. Si pierde peso rápidamente y está operando con un déficit de calorías más extremo, también comienza a perder masa muscular.

Esa combinación de pérdida de grasa y músculo crea un vacío debajo de la piel y pierde su elasticidad, a veces colgando como un delantal de la parte inferior del abdomen. Esto puede irritar y causar un sufrimiento real al paciente ”.

Ross dijo que se pueden minimizar los efectos perdiendo peso de forma más gradual y, al mismo tiempo, con el objetivo de mantener la masa muscular mediante el ejercicio.

"Para otros, sin embargo, la cirugía para bajar de peso y los procedimientos de contorno corporal pueden ser necesarios", dijo.

"La buena noticia es que estudios recientes han demostrado que los pacientes que se han sometido a una cirugía de pérdida de peso y luego se les ha quitado el exceso de piel tienen menos probabilidades de recuperar el peso en comparación con aquellos a los que no se les ha quitado el exceso de piel mediante la cirugía".

LA TRANSFORMACIÓN DEL CUERPO DE LISA

A pesar de estar encantada con su pérdida de peso de 12 piedras, Lisa Riley se sorprendió cuando se quedó con una piedra de piel suelta dolorosa y antiestética y 60 estrías.

Ella arrojó 12 piedras alucinantes después de someterse a una dieta estricta y un régimen de ejercicio agotador durante 18 meses.

Pero después de transformarse de una talla 28 a una esbelta talla 12, en lugar de quedarse con el cuerpo de sus sueños, Lisa Riley reveló que se enfrentó a otra batalla de autoestima.

Ella habló sobre quedarse con pliegues de piel 'repulsivos' y dolorosos, con un peso de más de 1,5 kilos.

Hablando en su documental Lisa's Baggy Body club, la ex actriz de Emmerdale dijo: "Me siento como un globo al que le han quitado todo el helio".

Así que la mujer de 41 años tomó la difícil decisión de someterse a cuatro cirugías que le cambiaron la vida: una abdominoplastia con flor de lis, una cirugía para quitar la piel suelta de los muslos, un levantamiento de senos y la eliminación de sus 'alas de bingo'.

A pesar de que la abdominoplastia la dejó con cicatrices verticales y horizontales, Lisa admitió que valió la pena deshacerse de la piel flácida.

'La gente solía decir, "Oh, es asombroso cuánto peso has perdido". le dijo a The Mirror.

Pero no tenían idea de lo que pasaba debajo de mi ropa. Solía ​​meter todos los rollos de piel en mis medias y ropa interior, era muy bueno para ocultarlo.

'Tenía más de 60 estrías, entonces, ¿qué son algunas cicatrices? Mis cicatrices no me importan en absoluto.

'Estoy orgulloso de ellos. Estoy feliz de mostrárselos. No podría estar más feliz con mi cuerpo ahora si lo intentara '.


2005 COCINEROS RISING STAR / Stuart Brioza

1 de 5 Esto es para los Rising Star Chefs de 2004 que se publicarán en la revista dominical el 30 de enero. Esta es una pareja, Stuart Brioza y Nicole Krasinski. Son chefs de Rubicon en San Francisco. El plato de Stuart Brioza es una sopa de ajo con cangrejo Dungeness. El plato de Nicole Krasinski son crepes de ricotta de la granja Bellweather con caldo de manzana con mantequilla y helado encima. Evento el 22/12/04 en San Francisco. Craig Lee / The Chronicle Craig Lee Mostrar más Mostrar menos

2 de 5 Esto es para los Rising Star Chefs de 2004 que se publicarán en la revista dominical el 30 de enero. Esta es una pareja, Stuart Brioza y Nicole Krasinski. Son chefs de Rubicon en San Francisco. Foto del plato de Stuart Brioza, sopa de ajo con cangrejo Dungeness. Evento el 22/12/04 en San Francisco. Craig Lee / The Chronicle Craig Lee Mostrar más Mostrar menos

4 de 5 Esto es para los Rising Star Chefs de 2004 que se publicarán en la revista dominical el 30 de enero. Esta es una pareja, Stuart Brioza y Nicole Krasinski. Son chefs de Rubicon en San Francisco. El plato de Stuart Brioza es una sopa de ajo con cangrejo Dungeness. El plato de Nicole Krasinski son crepes de ricotta de la granja Bellweather con caldo de manzana con mantequilla y helado encima. Evento el 22/12/04 en San Francisco. Craig Lee / The Chronicle Craig Lee Mostrar más Mostrar menos

Restaurante: Rubicon, San Francisco

Estilo: regional californiano y europeo

Receta: sopa de ajo caramelizado con cangrejo Dungeness e hinojo

Cita: "Mi estilo todavía está totalmente en proceso. Si dijera, 'Esto es', estaría mintiendo. No cambia, pero se refina constantemente".

Restaurante: Rubicon, San Francisco

Estilo: Ligero y de temporada, con dulzor compensado por toques ácidos, herbáceos y salados.

Receta: crepes de ricotta con caldo de manzana con mantequilla y mantequilla de manzana

Cita: "Nunca me han gustado los dulces cuando era niña. Nunca comí comida chatarra o cereales endulzados. Intento desarrollar los postres que me gustaría, que estén muy bien equilibrados: poner sal marina en un helado o queso en alguna parte . "

Si Hollywood escribiera la historia de Stuart Brioza y Nicole Krasinski, los dos jóvenes chefs se encontrarían en la cocina de un restaurante lleno de vapor, y la electricidad saltaría como las llamas debajo de las sartenes.

La realidad, como de costumbre, hace un mejor relato. Esta pareja criada en el Área de la Bahía se conoció hace seis años en un cuarto oscuro de fotografías en De Anza College. En el fondo, son artistas y su medio es la comida.

Eso se muestra de arriba a abajo en el menú de Rubicon, el restaurante impulsado por el vino en el distrito financiero de San Francisco, donde Brioza es chef ejecutivo y Krasinski es chef de repostería. Se hicieron cargo en abril.

Los platos salados de Brioza se transforman a la perfección en los dulces de Krasinski. Su fletán se ensarta en una rama de canela, con un toque de miel para darle sabor, rabo de toro para darle sabor y cerezas secas para darle un toque de ácido. Su plato de Gorgonzola con helado balsámico añejo y una tarta de nueces es un seguimiento natural, con su propio equilibrio de sabores y sensaciones.

Se intercambian, se empujan, prueban las creaciones de los demás y se empujan un poco más.

"Definitivamente somos un equipo, pero tenemos nuestras cocinas separadas", dice Krasinski, de 28 años. "Trabajamos juntos muy intensamente en el desarrollo del menú, por lo que es sensato de principio a fin".

"Sensible" no es una palabra que se escuche a menudo de los jóvenes chefs. Pero ambos lo usan, y se refieren a alimentos que tienen sentido.

Brioza, de 30 años, ya ha pasado la mitad de su vida en la cocina. Creció en Cupertino y Danville, y cuando era un chico de secundaria, con solo 15 años, trabajaba en un restaurante de pasta porque necesitaba un trabajo. Empezó limpiando, pero pronto empezó a preparar tortellini y salsas.

Muy pronto comenzó a molestar al nuevo chef en el cercano Blackhawk Grille por un trabajo. Al principio, el chef se rió y luego puso a Brioza a trabajar junto a un personal de cocina de 20, algunos recién llegados de cocinas como Fleur de Lys.

Después de un año en Utah, haciendo snowboard durante el día y cocinando por la noche, llegó el momento de que De Anza "tomara algo en serio".

"Algo" resultó ser un compañero de estudios de arte de De Anza, Krasinski. Dice que fue amor en el cuarto oscuro a primera vista. Él dice: "¿Te dijo que tenía que cortejarla durante seis meses?"

Brioza dice que cuando se trata de cocinar, "realmente no puedo decir un momento en el que dije que quería hacer esto por el resto de mi vida". En cambio, siguió haciéndolo. "No lo cuestioné."

Él y Krasinski comenzaron a comer en serio, vistiéndose con sus Doc Martens para lo que ella dice que fue su primera experiencia gastronómica en el Gotham Bar & amp Grill de Nueva York. Más tarde, comerían en las panaderías y mercados de Europa.

Brioza partió hacia el Culinary Institute of America en Hyde Park, Nueva York.Durante una pasantía de la CIA con Paul Hogan en el Park Avenue Cafe en Chicago, dice, se tomó en serio la cocina, la inhalación de libros gastronómicos y luego abrió Savarin para Hogan en Chicago.

A partir de ahí, Brioza consiguió el puesto más alto en lo que él llama "el restaurante del fin del mundo": Tapawingo, que se ha hecho un nombre en una ciudad agrícola de 400 habitantes en el norte de Michigan.

A lo largo de tres años y medio, desarrolló su propio estilo, basado en la cocina regional europea clásica pero adaptado a los mercados y paladares locales. Es estacional, pero no estacional de forma convencional, dice.

El pato con ciruelas y nabos, por ejemplo, es un plato clásico del Ródano que Brioza utiliza como punto de partida para un plato de invierno en Rubicón, manteniendo el mismo juego de sabores para construir un plato de pichón con ciruelas, aceitunas, limón curado, polenta y coliflor. .

Tapawingo le enseñó los valores de una comunidad agrícola unida y los sabores extraordinarios de las frutas y verduras locales cultivadas en climas helados.

Tapawingo es también donde atrajo la atención nacional. La revista Food & amp Wine lo nombró uno de sus mejores chefs jóvenes de 2003.

Estaba listo para San Francisco. Y a estas alturas, también lo estaba Krasinski.

Cuando conoció a Brioza, era una estudiante de arte con una obsesión de por vida con el pan.

"Siempre cocinaba algo mientras crecía" en Los Gatos, dice Krasinski, cuya familia todavía vive allí.

Cuando Brioza se fue a la CIA, Krasinski se quedó en el Área de la Bahía. But they reunited when he landed the cooking gig in Chicago and she got into the Art Institute there.

Arriving a few months before classes started, Krasinski found a summer job at Red Hen Bread, a new bakery just down the street from their Wicker Park apartment. There she learned how to develop flavors, crust colors and textures in breads, and how to make scones and croissants. By August, she was hooked, and art school was permanently deferred.

"I knew I couldn't put my full passion into both," Krasinski says.

When Tapawingo came calling Brioza, she scored the job of assistant pastry chef, moving up to pastry chef before her second summer season.

"I try to develop desserts that I would eat, that are balanced and not heavy," she says. "People have already eaten three or four courses, so I don't want big -- I try to do things that are more delicate."

For Rubicon's winter menu, she's made an airy frozen pistachio and cherry nougat glace, which floats in a tart citrus soup with mango and pomegranate.

"It's very light and refreshing -- like, did I just have dessert?" she says.

Brioza and Krasinski left Tapawingo after the 2003 summer season and headed for San Francisco. They didn't have jobs, but wanted what the big city could provide: a long-term home, new challenges and a trained staff that didn't leave when winter set in.

Rubicon was looking for a chef, and Team Brioza-Krasinski started in April. Eventually, they dream about a restaurant of their own.

"My own idea," Brioza says, "is to find our own Tapawingo," hopefully in San Francisco.

Ricotta Crepes With Buttery Apple Broth & Apple Butter

From Nicole Krasinski at Rubicon

Krasinski uses Bellwether Farms Jersey cow ricotta. If you can't find that brand, add extra honey to your liking. For an acid kick, add a bit of orange zest. The apple broth and apple butter can be made a day in advance.

INGREDIENTES:

4 Sierra Beauty apples, peeled, cored and cut in half (or Macintosh)

8 ounces butter, cut into 1/4-inch pieces, room temperature

1 teaspoon orange zest, optional

3/4 cup all-purpose flour + 1 tablespoon

1/2 cup poppy seeds, for garnish

INSTRUCCIONES:

For the apple broth: Combine the sugar, water, lemon juice, 1/2-cup Calvados and rosemary in a medium saucepan and bring to a boil. When all the sugar is dissolved, add the apples and reduce the heat to medium-low. Simmer for 10-15 minutes. Carefully strain the liquid from the apples, reserving the poached apples for the apple butter. Place the liquid in a saucepan and bring to a simmer, as soon as it begins to simmer, turn off the heat and whisk in the butter, a few pieces at a time. When all the butter is incorporated, remove from the heat and whisk in the remaining Calvados. This can be made a few days in advance, but don't add the butter and remaining Calvados until you have reheated the broth and are ready to serve.

For the apple butter: Place the poached apples and apple cider in a medium saucepan. Place over low heat and cook, stirring occasionally until the mixture has thickened, about two hours. Place the apple butter in a bowl to cool. Cubra y refrigere hasta que esté listo para usar. This can be made a few days in advance.

For the ricotta filling: Combine the ricotta and other ingredients. Dejar de lado.

For the crepes: Blend the milk and flour together. Add the eggs, one at a time and follow with the brown butter and salt to taste. Cover and let the batter rest at room temperature for 30 minutes.

Preheat a 10-inch nonstick pan over low heat, spray lightly with pan spray and add about 1 1/2 ounces of the batter, spreading quickly. Carefully flip over after 1 minute and cook for another minute, being careful not to color the crepe. Remove crepe from the pan, place on a plate and cover with plastic wrap. Repeat this process until the batter is used. You will have enough batter to make about a dozen crepes.

Reheat the apple broth on the stove at low-medium heat.

Place 2 tablespoons of the ricotta filling in the center of six of the crepes and apple butter in the center of the other six crepes. Fold the left and right edges of the crepe toward the center. Cover the filling with the bottom edge and turn the crepe over, seam-side down, to form a little square. Place the 12 crepes seam-side down on a parchment-lined cookie sheet. The crepes can be filled ahead of time and kept in the refrigerator until ready to serve.

Precaliente el horno a 400 ° C. Brush the tops of each crepe with a little apple broth and place in the oven for 5 minutes or until heated through. Pour 2 ounces of apple broth into warm bowls, place one ricotta-filled crepe and one apple butter-filled crepe in each bowl and garnish with poppy seeds.

Per serving: 763 calories, 15 g protein, 64 g carbohydrate, 44 g fat (26 g saturated), 239 mg cholesterol, 163 mg sodium, 2 g fiber.

Caramelized Garlic Soup With Dungeness Crab & Fennel

From Stuart Brioza at Rubicon

INGREDIENTES:

4 tablespoons grapeseed oil

1 bulb garlic, cloves peeled and sliced thinly

4 sprigs thyme, tied in a bundle

1 sprig rosemary, tied with the thyme

1/4 cup peeled and diced Granny Smith apple

1 cup peeled and diced red potato

2-3 tablespoons Chardonnay vinegar

1/2 pound Dungeness crabmeat

1/2 cup julienned prosciutto

1/2 Granny Smith apple, skin on and thinly sliced

Freshly ground black pepper, to taste

INSTRUCCIONES:

In a stockpot, add the grapeseed oil, garlic and thyme and rosemary bundle. Place on the stove and turn the heat to the lowest setting. Cook for 20 minutes, stirring occasionally. The garlic should barely start turning color. Add the apple, fennel and potato. Continue to cook for an additional 5- 8 minutes. Sazonar con sal. Add the chicken broth and bring to a boil. Turn down to a simmer and allow to cook another 15 minutes. Remove the herb bundle and remove the soup from the heat. In batches, place the soup into a blender. Puree for about 1 minute. Put the pureed soup into a clean saucepan and add the butter. Squeeze the herb bundle into the soup. Add the vinegar and season with salt.

Place the 2 tablespoons butter in a nonstick saute pan over medium heat and lightly warm the crabmeat, prosciutto and apple slices. Season with salt and black pepper.

Divide the crab-apple-prosciutto mixture among six warmed soup bowls. Pour 1 1/4 cups of the soup into each bowl around the mixture and garnish with crostini and fennel fronds.

Per serving: 352 calories, 20 g protein, 16 g carbohydrate, 24 g fat (9 g saturated), 71 mg cholesterol, 664 mg sodium, 1 g fiber.


Bosnian Food in St. Louis

Despite Mr. Grbic’s pride in his place of birth, he rejects attempts, however slight, to define his work and his family as anything but American.

“We don’t serve Bosnian food,” he said as his wife stacked a table with grilled pljeskavica, patties of veal, stuffed with feta cheese, and cevapi, small beef sausages, served between slices of lepinja. “We buy our chicken here, we buy our veal here, we buy everything here. We cook American food.”

Notions of identity are complicated for Bosnians. They come from a land with a long history of successful adaptation to new regimes and were challenged by their sponsors to embrace American mores quickly. Yet the memories of persecution are tangible.

Bosnians are anxious about inclusion, said Ben Moore, director of the Bosnian Memory Project at Fontbonne University in St. Louis. “One argument the Serbs made during the genocide was that Bosnians, which is to say Muslims, were not European. Bosnians have had to continually prove that they are.”

Some locals became acquainted with community members by patronizing the bakeries and restaurants that began to pop up near Bevo Mill.

But others were put off when they saw recent arrivals slaughter and roast whole lambs or smoke sides of beef in their backyards. That’s less likely to happen these days, although some families still gather on weekends in parks south of town to roast lambs on spits, powered by repurposed windshield wiper motors.

“We had this whole ‘Bosnians are eating dogs’ phase,” recalled Anna Crosslin, president of the International Institute. “Every week a little old lady called to say she saw Muffy hanging by a rope in a neighbor’s backyard. You would have thought they’d never seen a lamb. But we got through it.”

A number of Bosnian groceries now operate here, selling (among other items) Cockta, a cola imported from Slovenia, and suho meso, smoked beef made by companies in Illinois and California. While many Bosnian-owned restaurants here stock imported products, which they sell to a mostly Bosnian clientele, they have adopted American tropes and built American clienteles.

Mr. X Pizza, owned by Damir Islamovic, sells to a customer base that is about 20 percent Bosnian. The only clue to his origins is that some pizzas come topped with suho meso, popular among Bosnian Muslims who avoid pork-based pepperoni.

Cultural crossovers occur often in the small family-owned cafes and bakeries that anchor strip malls south of the city, where a new generation of Bosnians hone American identities along with ethnic pride.

One recent afternoon at Berix Restaurant and Deli, four young men, all of whom migrated from Bosnia to St. Louis before they began grade school, drank cans of Red Bull and bottles of Orangina. They talked about Dino Merlin, the Bosnian pop star who recently performed in St. Louis. And they talked about lunch.

“Our food is like American food,” said Ajdin Bajramovic, who came here in 1995 at age 4. “We take American food and blow it up,” he said, gesturing to a pljeskavica of pounded beef and onions, served on a round of lepinja with the circumference of an old LP record. “We make everything bigger.”

Earlier that morning, a truck driver unloaded a pallet stacked with bags of bread flour at Basic Bakery, which supplies lepinja to the Gyro Company and 14 other restaurants in town.

Alaga Basic, the proprietor, calls the bread he bakes with that flour lepinja. But his daughter, Najda Basic, who came to the United States at age 4, uses another name.

For Ms. Basic, 18, bread is not a totem of the Bosnia her family left behind, but a product of America, where her family now makes its home.

“If I want people to understand what it looks like and what it tastes like, I have to use a word that everyone recognizes,” she said. So she uses an Italian term for a comparable bread, popular among middle-class consumers.


Dubuque Packing Company

los Dubuque Packing Company was a former meat packing company that operated under a variety of names in Dubuque, Iowa from 1891 until 2001. It was recognized for the quality of its products [ cita necesaria ] , and in the 1950s became the second-largest employer in the city. [1] The company was widely known in the community as "The Pack." The company used the fleur-de-lis logo as its trademark.

In June 1891 the Dubuque Packing Company was founded by the merger of the Dubuque Packing & Provision Company and the Dubuque Butchers Association. Until the early 1930s, the company acted as a local meat supplier. In 1931 H. W. Wahlert purchased the plant with the Christian Schmitt family of St. Louis. At the time of the purchase, the company employed only sixty people. The new firm was incorporated with Wahlert as president and underwent a massive renovation including extra refrigeration and the addition of rooms where unconsumable items were kept separated from the rest of the plant. Despite the Great Depression, the organization grew rapidly under Wahlert's leadership including the production of canned hams - the first food product America exported after World War II.

In the 1950s the company became the second-largest employer in Dubuque. Employment reached 3,500 in the 1960s and sales supported a payroll of $20 million by the 1970s. During the organization's most successful period, the company operated 12 plants with sales near $2 billion. At its peak, it was the third largest beef processing plant in the United States. [2]

In 1948, ten employees of the Dubuque Packing Company pooled $5 each, in combination with a loan for $123.20 from the Amalgamated Meat Cutters Local Number 150, to charter Dupaco Credit Union, which eventually became Dupaco Community Credit Union.

Labor union negotiations with the company made workers at the plant amongst one of the highest paid employers in the city. Dun's Review listed the company as the 15th largest privately held company in the United States in 1978, with sales of about $390 million. At its peak, the company's sales approached $2 billion and it had 12 plants. It was the 3rd largest beef slaughter in the U.S.

The company was also recognized for the quality of the products they made. In 1960 and 1961 the company won gold medals at the California state fairs for their canned hams. They also became one of the largest suppliers of kosher meat in the United States.

By the 1980s, the Dubuque plant began to decline. In 1980 the Dubuque Packing Company announced that they lost $9.9 million at its Dubuque facility. They asked the union for concessions, based on claims of market changes, high wages, and equipment problems. The company also shut down parts of the plant. By 1981 nearly 1,400 were unemployed when the hog kill was shut down. Then in 1982 company management announced that the plant would close on October 16, 1982, which would put 1,200 people out of work and bring the unemployment rate up to 17.2 percent. This was despite a 15.8 percent cut in pay and benefits that union workers had taken, and a reduction in taxes by the city.

In the fall of 1982, the President and Chairman of Dubuque Packing Company Charles E. Stoltz sold the packing plant and its fleur-de-lis trademark to a group which included Robert H. Wahlert. The packing plant began operations as FDL Foods, Inc. The Dubuque Packing Company moved its headquarters to the Dubuque Building, where it continued to bargain with the union over pension and insurance benefits. In 1985 the headquarters was moved to Omaha, Nebraska to be more centrally located to its other plants, which were processing primarily beef at that time. The company again flourished and was later sold in a leverage buyout to BeefAmerica, a firm controlled by Eli Jacobs. [3] Its gelatin operations were sold to the French company Sanofi. [4] BeefAmerica went out of business in 1998 following a recall and a strike. [5]

The packing plant in Dubuque operated under the FDL Foods Inc. name until September 1995 when the plant again closed, this time due to the loss of the sole contract with Hormel (as reported to workers by management in July 1995). The plant was eventually sold to Farmland Foods, who continued to operate the plant until 2001. Smithfield Foods purchased the plant with the stated intention of refurbishing and reopening the plant. However once Smithfield purchased the plant they decided not to proceed with either remodeling or reopening the plant. This led to the belief that Smithfield only purchased the plant to remove competition from the market.

For the next four years, the former Dubuque Packing Company plant sat empty. From time to time Dubuque police used the plant for training purposes, but otherwise no activity took place there. Many in the community felt that the abandoned plant was an eyesore - especially given its position near the Mississippi River and U.S. Highway 61 & U.S. Highway 151. In 2003, Wal-Mart expressed interest in the site for a second supercenter. But when the city decided against supplying tax incentives, Wal-Mart decided not to proceed with the project.

Then in 2004 local developer Wayne Briggs announced his plans to tear down the plant and redevelop the site as a shopping center. This new shopping center would have national retailers, and would give the northeastern parts of the city more shopping options. Briggs purchased the plant site. The Dubuque County zoning board gave their approval to the plans. On March 21, 2005 the entire city council approved the rezoning of the site.

Demolition of the old packing plant was slow going due to concerns over hazardous waste such as asbestos. The asbestos was gone by May 2006, when a fire began at the former packing plant. The Dubuque Fire Department handled the fire, taking it slowly because of the instability of the partially demolished building. Briggs said at the time that the fire wouldn't affect the demolition schedule, and by October 1, 2006, the buildings were totally demolished. Currently site preparation is being done to prepare the site for construction.


Ver el vídeo: 31 de Agosto - Día Internacional de las Personas Afrodescendientes (Noviembre 2021).